dilluns, 19 d’abril de 2010

El poder para revolucionar el mundo


«Ve't aquí que, un dia, fa molt i molt temps, hi havia una princesa trista i jove que feia molt poc que havia perdut el seu pare i la seva mare. Aleshores, va aparèixer un príncep muntat en un cavall blanc: era una figura galant, amb un dolç somriure que, embolcallant la princesa amb el perfum d'una rosa i eixugant les llàgrimes del seu rostre, li va dir: "Petita, hauràs de portar tota aquesta pena i aquesta tristesa amb tu, però no perdis aquesta noblesa i aquesta força quan creixis. Això és perquè recordis el dia d'avui". "Ens tornarem a trobar?". "Amb aquest anell d'amor, estaràs sempre al meu costat". Aquell anell que ell li va donar era un anell de comprimís, com ella creia? És possible; sigui com sigui, a la princesa la va impressionar tant aquell príncep que, al final, va decidir que ella mateixa seria com ell. Però, va ser una bona idea, això?»

Esta es la introducción de la serie de anime Utena, la chica revolucionaria. Es una serie que tiene amantes y detractores por igual, desde quienes dicen que es una buena o incluso gran serie llena de metáforas hasta quienes dicen que es una completa ida de olla y que no la entiende ni quien la escribió. Hay que decir que yo, a pesar de ser de los que opinan lo primero, comprendo perfectamente a los que dicen lo segundo.

Utena es la historia de una chica (la que da nombre a la serie) que busca su lugar en el mundo yendo en contra de los roles que se le quieren asignar como chica, es la historia de su lucha contra el arquetipo que los demás (aunque no todos) esperan que ella sea. Los arquetipos son figuras que encarnan un conjunto, modelos, construcciones prefabricadas de los miembros de un colectivo. Pueden usarse bien para facilitar la identificación de roles en obras narrativas o bien para enseñar algo, ya que a menudo los arquetipos representan modelos a imitar o a evitar.

Utena, sin embargo, se rebela contra estos roles. Esta es también una historia sobre cómo una chica se convierte en mujer y deja de soñar en un príncipe azul para convertirse ella misma en el príncipe que hace realidad por sí misma lo que desea conseguir. Esto la lleva a enfrentarse en una serie de duelos a espada contra varias personas que desean obtener el "poder para revolucionar el mundo", un misterioso poder que según creen les permitirá hacer realidad sus deseos. Aunque Utena no anhela este poder conscientemente, realmente es la que más lo busca: pues (spoiler de la serie para quienes quieran verla y aclaración para quienes la vieron y no la entendieron) "el poder para revolucionar el mundo" no es otra cosa que el coraje para transformarse ella misma, dejar atrás sus miedos y hacer realidad lo que desea.

"El poder para revolucionar el mundo" es, entonces, lo que tod@s anhelamos, y el mensaje de la serie es claro una vez que se entiende esto: Un arquetipo no debe decirte quién eres ni cómo debes vivir. Puede hacértelo más fácil, pero como dicen en la serie mediante una metáfora que se repite hasta la saciedad:

«Si la closca de l'ou no es trenca, el pollet morirà sense haver nascut.
Nosaltres som el pollet; l'ou és el món. Si la closca de l'ou no es trenca, nosaltres morirem sense haver nascut.
Trenquem la closca del món per revolucionar el món!»

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada